fbpx

LA CAÍDA DEL CABELLO DESPUÉS DEL PARTO

Una vez que damos a luz, nuestro cuerpo se ve revolucionado, debido a que los órganos provocan un aumento excesivo de la producción de grasa en el cuero cabelludo, lo que hace que comencemos a experimentar un cabello quebradizo, grasiento o sin brillo.

La caída de cabello comienza a darse en la ducha, en la almohada, al cepillarte y día a día encuentras rollos de cabello por todas partes, pero, te debes preguntar ¿debo preocuparme por la caída del cabello?.

Foto de Ron Lach en Pexels

En mi etapa de postparto, la caída de mi cabello comenzó a convertirse en tema de preocupación, cuando me peinaba mi cabello se caía desde la raíz hasta el punto de tener huecos en mi cabeza.

Comencé a usar algunos shampoo que prometían el crecimiento del cabello, pero nada me funcionaba, cada vez tenía menos cabello, por lo que decidí consultar con el internista el cual me remitió donde el dermatólogo.

En mi primera cita con el dermatólogo, me explicó que cuando estamos en la gestación los niveles de estrógenos se aumentan, por lo que las hormonas mantienen el cabello en fase de crecimiento. Por eso, muchas mujeres podemos experimentar un mayor crecimiento y grosor del cabello durante este período y luego, después del parto, bajarse los niveles hormonales por lo que muchos folículos pilosos entran en la fase de caída, produciendo una perdida considerable de cabello.

Por recomendación del especialista, me realicé unos exámenes de sangre e inicié un tratamiento con una espuma anticaída llamada MinoFoam para las zonas donde tenía pérdida total, puesto que, es coadyuvante en el tratamiento para la alopecia androgénica; así mismo, aumenté el consumo de frutas, verduras, lácteos y cereales y tomaba Vitybell para frenar la caída del pelo.

A los 2 meses, visité el médico y gracias a sus recomendaciones, había comenzado a recuperar mi cabello. Después de la revisión, me informó que estaba sufriendo de Efluvio Telógeno Post Parto, la cual podía durar más de un año por lo que debía de ser constante con los medicamentos y la alimentación.

La caída de mi cabello comenzó a frenarse a los 4 meses del tratamiento y notaba que cada vez tenía menor pérdida. A los 5 meses mi fase de crecimiento se incrementó y cuando me peinaba notaba que poco a poco las zonas cortas recuperaban el grosor.

La recuperación total de mi cabello duró 16 meses, fue un proceso lento, pero con el uso constante de la espuma y el medicamento, mi cabello se hacía cada vez más fuerte. Así que, si estás pasando por la misma situación, no hay que alarmarse puesto que con una dieta balanceada y un excelente tratamiento recomendado por tu dermatólogo ese frustrante proceso pasará en pocos meses.

Escrito por: Maria del Pilar Betancur Cardona 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escríbenos

logo, ropa infantil
Mi Cuenta