¿Cuánto quisiera una madre que su hijo se quedara siendo un bebé por siempre?

Pues seguramente es el anhelo de muchas, que sus pequeños bebes puedan seguir inspirando esa ternura y esa necesidad de protección que solo sus madres conocen; esas raras e inexplicables conexiones que se crean cuando están en su primera etapa y que une dos personas en un sentimiento.

Para muchas mujeres que ya han vivido esto, es la mejor etapa, y aunque el amor de las mamás siempre es brindado en su máxima expresión, la necesidad de un bebé por su mamá es mucho mayor en varios aspectos que la de un pequeño que comienza a adquirir independencias debido al crecimiento, algo que enorgullece enormemente a sus padres pero a la vez crea una sensación de nostalgia. Así que si estás viviendo ese momento de tener tu bebé aún de brazos aprovéchalo al máximo, porque esta hermosa experiencia no será por largo tiempo pero siempre vivirá en tus recuerdos.